‘The Lost Boys’ una película de vampiros muy de los 80

‘The Lost Boys’ una película de vampiros muy de los 80
'The Lost Boys' o 'Jóvenes ocultos' como se llamó en España. Una peli de vampiros con mucho sabor a los 80

The Lost Boys‘ o ‘Jóvenes ocultos’ como se llamó en España es una de esas obras de artes retro que merece la pena ver. Una de esas películas de vampiros, en este caso ambientada en los años 80 con todo lo que conlleva en cuanto a estética y forma de vivir de lo que fue una de las décadas más creativas de la historia.

¿Por que mola tanto ‘The Lost Boys’?

Ambientación, vestuario y reparto

Como ya hemos comentado, la estética ochentera en una zona costera de la California de la época ambientada en el poblado de Santa Clara es quizás uno de los atractivos de la historia. La otra sin duda, el reparto con gente como un joven Jason Patric, Kiefer Sutherland, Corey Haim (1971-2010), Corey Feldman (el mítico bocazas de la tan ochentera también Los Goonies) o Diane West forman un elenco de lo más interesante para ‘The Lost Boys‘.

Sin duda, otra de las claves de la película es el vestuario a la par que la ambientación. Hombreras, peinados muy ochenteros, zapatillas, pendientes…Santa Clara era sin duda para ser vampiro y joven en los años 80.

The Lost Boys
No son Locomia sino Kiefer Sutherland y su banda de vampiros en The Lost Boys

El abuelo amante de los psicotrópicos

Sin duda otro de los personajes de ‘The Lost Boys‘ es el abuelo de los protagonistas, amante de los canutos y que parece no estar al loro de nada. Interpretado por Barnard Hughes, es el que al final acaba resolviendo la situación. Y no se pone ni nervioso. Un crack su personaje.

La música sin dudarlo

La banda sonora de la película es una pasada. Con temas como por ejemplo el ‘Stay believe’ de Tim Capello que por cierto, es el saxofonista melenudo, ‘anabolizado’ hasta arriba, y lleno de aceite en la escena del concierto en la playa. Hay otros temas interesantes como ‘Cry Little Sister’, de Gerard McMann y ‘Strange people’ de The Doors.

Alberto Llopis

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.