Las mejores curiosidades de ‘El Padrino’

Las mejores curiosidades de ‘El Padrino’
El Padrino y su trilogía, una de las obras de artes de la historia del cine.

El Padrino es una de las mejores películas de la historia del cine para muchos de los cinéfilos. Y es una de esas películas cuya trilogía entera es digna de ver. La cinta estrenada en 1972, está protagonizada por algunos grandes actores como Marlon Brando, Al Pacino, James Caan, Diane Keaton, Talia Shire y Robert Duvall entre muchos otros. Pero como todas las grandes películas, su rodaje y producción tienen muchas anécdotas y cosas curiosas que recordar.

Las mejores curiosidades de El Padrino (la trilogía)

Robert De Niro hizo la audición para ser Sonny

De la trilogía de ‘El Padrino’ todo el mundo recuerda a Robert De Niro en el papel del joven Vito Corleone en la segunda entrega pero lo cierto es que el bueno de De Niro, se presentó para realizar el de Al Pacino, a la postre el verdadero padrino. Finalmente cada uno interpretó otro rol y el resultado fue fenomenal.

Una de las grandes frases de la primera película, fue improvisada

“Deje el arma. Toma el cannoli” que pronuncia Clemenza después de asesinar a Paulie fue totalmente improvisada. Richard Castellano, el actor que daba vida al orondo sicario incluyó esa frase sobre la marcha y a última hora. Y quedó también que fue incluida en la escena.

La cabeza del caballo…era real

La cabeza de caballo que aparece en la cama del productor de películas que se niega a darle un papel al ahijado del clan Corleone en el argumento de la película, no era falsa. En los ensayos se usó una cabeza falsa como era lógico que también se hubiera usado en la película pero se comenzó a rodar, el director Francis Ford Coppola la cambió por una real consiguiendo una escena de shock totalmente verdadera. Al actor casi no le hizo falta ni actuar cuando se la encontró sobre la cama. No mataron a ningún caballo para ello, pero la consiguieron de una fabrica de pienso para perros. Sin duda una de las mejores curiosidades de El Padrino.

 

 

 

Alberto Llopis

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.